Para nosotros los conductores aparcar es una maniobra diaria en nuestros viajes, pero también resulta dificultosa en algunas ocasiones. Son maniobras sencillas y rápidas cuando tenemos ciertas nociones básicas, pero si estas no existen… es un suplicio. ¿Alguna vez te has parado a pensar si lo estás haciendo bien o si esa es la forma más fácil de aparcar?.

Pues bien, en este post vamos a darte consejos para evitar aquellas maniobras de más, además de algunas recomendaciones básicas para realizar un buen estacionamiento.

Partiremos de los tres estacionamientos básicos; Aparcamiento en línea, batería y oblicuo.

Aparcamiento en línea:

1. En primer lugar hay que señalizar con el intermitente cuando vayamos a realizar un estacionamiento hacia el lado correspondiente.

2. Situamos el coche en paralelo al vehículo que se encuentra aparcado delante del hueco donde queremos aparcar, haciendo coincidir los espejos retrovisores.

3- Comenzamos a dar marcha atrás en línea recta hasta que la ventanilla trasera derecha coincida con la ventanilla trasera del otro coche.

4- Giramos toda la dirección a la derecha y volvemos a dar marcha atrás hasta que por tu retrovisor veas el faro delantero del coche de atrás o bien, hasta que tu retrovisor coincida con la parta de atrás o final del vehículo precedente.

5- El siguiente paso es girar toda la dirección a la izquierda y de nuevo dar marcha atrás para introducir el coche en el hueco del aparcamiento.

6- Por último, «cuádralo» para que este quede más o menos a la misma distancia que el coche de referencia.

Aparcamiento en batería:

1- Señalizamos hacia el lado donde vayamos a aparcar.

2- Colocamos el coche en perpendicular a los coches que están aparcados, a una distancia aproximada de un metro, y alineando el final del parachoques trasero con el vehículo que quedará a tu lado una vez que estaciones.

3- Giramos toda la dirección hacia el lado al que vayamos a aparcar (izquierda-derecha) y retrocedemos vigilando que el retrovisor derecho del coche no golpee al vehículo estacionado.

4- Continuamos marcha atrás con la dirección girada mirando por los para evitar cualquier coche.

5- Si es necesario, efectuamos alguna maniobra para que el coche quede totalmente paralelo al resto de vehículos.

Aparcamiento en oblicuo:

1- Señalizamos con el intermitente.

2- Giramos hacia el lado donde correspondiente cuando nuestro retrovisor derecho llegue a la altura de la esquina trasera izquierda del coche que quedará a tu lado.

3- Giramos toda la dirección y avanzamos observando por los retrovisores que no rozamos al coche de al lado, al igual que vigilamos no rozar la esquina delantera de tu coche con el coche que quedará a tu lado.

4- Para sacar el coche, damos marcha atrás en linea recta y giramos toda la dirección del coche cuando el eje trasero de nuestro vehículo llegue a la esquina trasera del vehículo que tengamos al lado.

Esperamos que estos consejos os sirvan para futuros buenos aparcamientos.

No olvides que siempre quedarán los sensores de parking, cámara traseras, cámaras cenitales, detector de obstáculos trasero, medidor de espacios y el aparcamiento asistido. Todo aquello que la tecnología nos proporciona para hacer los estacionamientos un poco más fáciles.

aparcamiento

¡¡Hasta pronto!!

Si quieres saber más sobre nosotros, no dudes en visitar nuestra web www.torcal.es