Siempre nos hemos preguntado si avisar a conocidos sobre los radares o controles de velocidad puede acarrear sanción. La respuesta es sí. Pero no tiene por qué ser del todo así.

De hecho, en la actualidad existen numerosos dispositivos que permiten detectarlos y localizarlos, por lo que habría que diferenciar entre aquellos que están autorizados.

Podemos destacar incontables aplicaciones de mapas que indican con exactitud la ubicación de radares fijos, permitiendo a los conductores reducir la velocidad en tales tramos.

 

Entonces, ¿es legal avisar sobre la presencia de radares fijos o no?

Si atendemos a lo que dispone la Dirección General de Tráfico (DGT), sí que es legal, puesto que consta como información pública que ellos mismos comparten en su página web.

 

Pero, ¿y en el caso de los radares móviles?

En la lista publicada por la DGT, también informan de los mismos e incluso en qué tramo se encuentran. Sin embargo, no especifican el punto kilométrico exacto. Por tanto, anunciar la posición exacta de este tipo de controles de velocidad, sí que es totalmente ilegal. Al menos es lo que pretende conseguir la DGT desde hace mucho tiempo. De hecho, ya solicitó un informe a la Abogacía del Estado para que se estudiara prohibir los avisos digitales, puesto que estos controles pierden efectividad.

 

¿Qué dispositivos están permitidos y cuáles no?

Entre los dispositivos que detectan, avisan e incluso inutilizan radares, tenemos que diferenciar cuáles están permitidos y cuáles no:

  • Avisador: en este grupo entran las aplicaciones mapas GPS, cuyo funcionamiento cuenta con una base de datos que registra e informa de cualquier radar fijo o de tramo en las carreteras españolas. Se trata de un dispositivo, cuya información es de carácter público, por lo que no incumplirían ninguna ley.
  • Detector: encasillarían a todos aquellos dispositivos que permiten detectar cualquier radar cercano. La utilización de los mismos está prohibida. De hecho, se considera como infracción grave, siendo la multa de 200€ y retirada de 3 puntos del permiso de conducir.
  • Inhibidor: Esta herramienta va más allá que las anteriores, ya que no solo rastrea y localiza radares, sino que los anula. Su utilización es totalmente ilegal y se sanciona con multas de hasta 6.000€ y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir. Es más, incluso el taller que instale tal dispositivo será penalizado con hasta 30.000€.

Esperamos que te haya sido de lo más útil este post y lo compartas con tus allegados. Estamos seguros de que después de haber llegado hasta aquí, ¡no tendréis ningún problema en vuestros futuros viajes!