¿Acabas de sacarte el carnet del coche? Si es así, ¡enhorabuena, compañero/a! Te has ganado esa L. No obstante, hasta el paso de un año no dejas de pertenecer al colectivo de los conductores noveles. ¿Eso que quiere decir? En pocas palabras, te encuentras en un proceso de adquisición de experiencia, al igual que de seguridad frente al volante. Es por ello que y así lo estipula la DGT:

  • Deberás lucir la L a la izquierda de la luna trasera para indicar al resto de usuarios en la vía tu condición de principiante.
  • Además, durante los dos primeros años, únicamente se te permitirán una tasa de alcohol máxima de 0,15 en lugar de 0,25 mg/l (aunque damos por hecho que no vais a conducir habiendo bebido alcohol).
  • Y nunca olvidarse que tendrás 8 puntos al comienzo y 12 tras 2 años sin multas.

¿Cuáles son nuestras recomendaciones para los conductores noveles?

  • Familiarízate con el coche:

Ya no estás en la autoescuela, ni tienes a un profesor marcando las pautas a seguir antes de comenzar a circular. Por tanto, es necesario que te habitúes al vehículo y al tacto de su volante, pedales, etc. Es importante, ajustarse la distancia y altura del asiento, así como el reposacabezas y retrovisores. Por supuesto, el cinturón de seguridad no puede faltar, aunque cuando vayas a conducir no llueva, es recomendable comprobar el correcto funcionamiento de los limpiaparabrisas.

Si utilizas correctamente cada una de las herramientas que te ofrece el vehículo, aumentaremos con creces la seguridad, al igual que reduciremos la probabilidad de que surjan problemas durante el trayecto.

Además, es imprescindible tener ubicada la documentación obligatoria a llevar, permiso de circulación y tarjeta de inspección técnica. Y bueno… entendemos que sabes el tipo de combustible que consume el coche y cómo se echa, el seguro contratado…

  • Búscate acompañante en los primeros viajes:

Es aconsejable realizar los primeros trayectos junto a una persona que te proporcione confianza y que por supuesto, tenga experiencia al volante. ¡Atención! Evita seleccionar a aquellas personas que generen nerviosismo o te hagan sentir inseguridad, ya sea realizando gestos como mirar a todos los retrovisores u otros.

Recién sacado el carnet, es común estrenarlo junto a los amigos, cuando deberías darte paciencia antes ofrecer tales invitaciones. Resulta suficiente estar pendiente de circular correctamente, como para atender a los pasajeros en conversación, intereses musicales o indicaciones.

En este proceso del aprendizaje, si la experiencia es negativa puede llegar a causar desconfianza o miedo hasta el punto de provocar incapacidad a conducir. Esto se denomina amaxofobia, así que mucho cuidado.

  • No utilices el móvil:

Durante la conducción, es de vital importancia imponerse buenos hábitos, especialmente desde el principio. Es por ello que, lo mejor para evitar tentaciones o distracciones innecesarias es poner el teléfono móvil en silencio, apagarlo, o en caso de que no, evitar prestarle atención. Incluso la utilización de los manos libres resta, por lo que, si es necesario contestar una llamada o mensaje, antes habrá que estacionar en un lugar seguro para seguidamente atenderla.

  • Nada de alcohol y drogas al volante

Aunque el carnet de conducir acredita como conductor capacitado, durante los dos primeros años, la tasa de alcohol que se aplica es menor. Para que nos hagamos una idea, la tasa permitida es la misma que se impone a los conductores profesionales (0,15 mg/l de aire espirado).

Superar tal tasa, conlleva a una infracción muy grave, y dependiendo de la misma en el caso de los noveles, resta más o menos puntos del carnet:

  • Entre 0,16 y 0,30 mg/l: 4 puntos y 1.000€.
  • Más de 0,30 mg/l: 6 puntos 1.000€.

Acuérdate, conducir conlleva una gran responsabilidad, así que si necesitas resolver cualquier tipo de duda, en Torcal Autoescuelas estaremos encantados de ayudarte. ¡A disfrutar piloto!