¿Tienes pensado comprarte o te interesan los coches híbridos, pero no tienes muy claro cuáles son sus ventajas? No te preocupes, en esta publicación vamos a explicarte qué es un coche híbrido, como funciona, qué tipos hay y por supuesto, qué ofrece el mercado tal como indica la DGT.

Antes de nada, lo que debes saber es que se tratan de coches con motores, cuya contaminación y consumo es reducida.

Por lo general, son vehículos híbridos eléctricos propulsados por un motor de combustión y un motor eléctrico. Y es que al alternar ambas fuentes de energía, aumentan la eficiencia y generan menos emisiones que los automóviles convencionales, así como un gasto inferior de combustible.

Aún así, no todos los automóviles híbridos son iguales y así podemos destacarlos según el mercado:

 

Ligeros

Es el sistema de hibridación menos costoso y más sencillo. Utiliza un motor de combustión con un motor arranque-generador acoplado de entre 9 y 12 kW que asiste al motor de combustión reduciendo así su carga de trabajo, o incluso alimentando otros sistemas periféricos del vehículo que libra al mismo de un esfuerzo mayor. No sólo con eso, aprovecha la inercia en terreno propicio, al igual que suaviza la parada y el arranque, permitiendo así el ahorro de emisiones y combustible.

 

Este sistema eléctrico nutrido por una batería añadida y la diferencia con otro tipo de híbridos es que no posibilita el desplazamiento solo en modo eléctrico.

 

En serie

En este caso, es el motor eléctrico quien impulsa el vehículo. No obstante, necesita al motor de combustión para recargar la batería que sustenta al mismo.

Una vez recargada la batería que necesita el motor eléctrico para funcionar, el motor de combustión se desconecta.

 

En paralelo o semi-híbridos

Los coches híbridos en paralelo, cuentan con un motor de combustión y otro eléctrico para impulsar el vehículo. Ambos, puedes propulsar al mismo por independiente, pero no es hasta que se utilizan los dos conjuntamente cuando se obtiene el mayor rendimiento y en consecuencia, un menor consumo.

En este modelo de híbridos, es el motor de combustión, el que recarga rápidamente la batería del motor eléctrico, ya sea en marcha o en frenado regenerativo. Tal batería, debe durar toda la vida útil del vehículo.

 

Enchufable o PHEV

Este tipo de modelos, incluye un motor de combustión y uno o más motores eléctricos. Estos y a diferencia del resto, cuentan con una batería que se recarga enchufada a la red eléctrica. Y es que, los híbridos enchufables ofrecen un amplio rango de utilización. Concretamente, al menos 42 kilómetros en su homologación para disponer de la etiqueta 0. Igualmente, sí que incluyen un modo recarga en marcha por medio del motor de combustión, así como un modo «save» que permite utilizar el motor eléctrico al entrar en ciudad o cuando el conductor desee.

Por supuesto, permite utilizar cualquiera de los motores conjuntamente e individualmente independientes.

¿Qué os ha parecido esta publicación? ¿Conocíais todo este tipo de híbridos? ¿Creéis que la transición hacia la electrificación está cada vez más cerca? Déjanos tu opinión en los comentarios, que estaremos encantados de leeros. ¡Hasta la próxima!