Seguro que para muchos es uno de sus grandes sueños, no tener que ir a la oficina, no tener que madrugar, ni ver a tu jefe todos los días, poder pasar más tiempo con tus hijos, organizar la mañana como te convenga…

En primera instancia teletrabajar desde casa parece no tener ninguna desventaja, sin embargo, hay que tener cuidado, ya que teletrabajar desde casa es un arma de doble filo.

Pero antes de ver la cara mala de la moneda, vamos a ver las cosas buenas:

  • De cara a la empresa, este sistema supone un ahorro de costes y de espacio
  • Mayor autonomía, como ya hemos dicho eres tu el que gestiona tu tiempo y tus tareas
  • También supone un ahorro de tiempo y dinero para ti
  • Integración entre la vida familiar y laboral, y aumento de la calidad de vida

Trabajar desde casa

En el otro lado sin embargo, encontramos ciertos obstáculos que debemos superar si queremos que este modo de empleo funcione:

  • Necesitarás una gran capacidad de autodisciplina, debes de ser más efectivo que en la oficina y saber organizar tus tareas de la mejor manera
  • Supone una desventaja de cara a las relaciones dentro de la empresa, ya que no se crean los mismos lazos e incluso puedes sentirte aislado
  • Es complicado sentirse motivado y participar de los objetivos de la empresa. Lo cual supone a la empresa una posible pérdida de fuerza corporativa
  • Inseguridad laboral al no existir una regulación legal que proteja a este tipo de trabajo

En conclusión, el teletrabajo es cada vez más una forma de empleo aceptada por las empresas pero no todas las personas están capacitadas para desempeñar sus funciones desde casa. Además la falta de experiencia y legalidad en este ámbito sigue suponiendo un riesgo para aquellas personas que apuesten por trabajar desde casa.

Si quieres saber más sobre nosotros, no dudes en visitar nuestra web www.torcal.es