Hay dos posibles razones principales:

Calentamiento en vano motor:

La zona del motor alcanza unas temperaturas muy altas, es por esto que cualquier fuga, como la de un manguito, puede hacer que se vierta combustible sobre zonas calientes y generar una llama.

En los vehículos diésel es aún más el peligro, ya que si no cambiamos el filtro del aceite en su debido momento, este se alquitrana en los conductos de alta presión y los satura. Si hay una rotura en un turbocompresor y llega aceite en mal estado, este arde.

FALLO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO:

Un fallo en el sistema de cableado del coche puede hacer que salte alguna chispa y que por ende esta genere una pequeña llama que termine propagándose. Entre os componentes que pueden producir un sobrecalentamiento estarían la alarma, la centralita, la radio o el cableado de las luces por ejemplo. Asimismo, cualquier cable por el que pase corriente que esté en mal estado y se rompa podría crear una chispa si toca alguna zona metálica que haga de masa.

¿Qué se nota en un vehículo en marcha si se genera una llama en su interior?

En el caso de que se originase en el vano motor se comenzaría a ver un humo de color negro y alguna pequeña llama asomando por el capó, además se percibirán fallos en el motor y una subida rápida de la temperatura seg´n la aguja del salpicadero. Si por el contrario el fallo se deriva de un error eléctrico, el humo será bastante más denso y se percibirá un olor a plástico quemado.

¿Qué precauciones se han de tomar para evitar estos problemas?

Se recomienda como solución un buen mantenimiento, en el que se cambien manguitos, filtros, escapes de gasolina y cables en mal estado.

Como medida de prevención también se pueden revisar de forma constante las posibles fugas, verificando que no haya manchas de aceite o de carburante en el suelo, además de acudir a un taller si se percibe algún olor de este tipo de líquidos.

Otra precaución a tomar sería llevar siempre debajo del asiento del conductor un pequeño extintor de 1 o 2 kilogramos de polvo. Se deben tener varias nociones en cuenta, como su duración es de 2 a 5 segundos y que hay que tener especial cuidado al abrir el capó, ya que las llamas suelen avivarse.

¿Cómo actuar ante un incendio en el vehículo?

1.- Poner las luces de emergencia

2.- detener fuera de la vía el vehículo lo antes posible

3.- Parar el motor y apagar el contacto para cortar los sistemas de alimentación de combustible o aceite.

4.- salir del vehículo y sacar a todos sus ocupantes, alejándose lo máximo posible de este para evitar inhalar humos.

5.- Llamar al 112 para avisar del accidente.