La primavera la sangre altera dicen por ahí, pero lo que también altera son las ganas de disfrutar del sol y de un buen viaje en nuestra maravillosa moto. ¿A quién se le ocurre mejor plan? Y más en nuestra ciudad, donde gracias a Dios el sol aparece y no se va en mucho tiempo y podemos hacer planes sin miedo a equivocarnos con el dichoso clima.

En Torcal Autoescuelas y Formación tenemos los mismos deseos que tú, disfrutar de nuestros días libres y viajar subidos en nuestras motos. Pero eso sí, no puedes hacerlo a la ligera. Tienes que ser precavido y tener todo en orden para emprender un camino de disfrute y satisfacción y que no se convierta en un dolor de cabeza. Te vamos a presentar unos consejos que siempre comentamos con nuestros alumnos cuando aprueban su permiso de moto. ¡Que no se te pase ni un detalle!

Lo que nosotros consideramos como el primer punto en la importancia del mantenimiento de tu moto son los neumáticos. ¡La profundidad que nunca revisamos ahora es más importante que nunca! Hay que revisar, y esto es muy importante, que tengan una profundidad de 1,6 mm como mínimo según dicta el Real Decreto 2822/1998 del 23 de diciembre en el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos. Si por algún lugar el neumático tiene algún desperfecto, picotazo o grieta conviene que lo sustituyas. En segundo lugar, tu seguridad depende mucho de los frenos. ¿Que no vas a revisar las pastillas y el líquido? Grave error. Si los neumáticos son importantes… imagínate los frenos. Revísalos antes de plantearte salir con la moto, porque un fallo de estos por falta de mantenimiento puede ser fatal para tu seguridad.

La cadena hay que mantenerla limpia y bien engrasada, además de correctamente tensionada de 1,5 a 2,5 cm hacia arriba y abajo. Este es un elemento necesario para el buen funcionamiento de tu ´máquina´. Para la limpieza y engrase puedes usar una serie de productos que puedes encontrar en cualquier taller o tienda especializada. No tiene mucha complicación echarle un ojo y mantener su buen estado.

Por último, y no menos importante. La batería puede perder carga o puede estar en condiciones no óptimas. Aunque en muchas ocasiones también es algo que puedes hacer tu mismo, te recomendamos que acudas a tu taller de confianza para que la revisen. A veces parece fácil y creemos que lo sabemos todo, pero quién mejor que los especialistas para analizar bien tu seguridad y confort en tu moto.

Con todo esto, ya tienes el visto bueno para salir a recorrer medio mundo en tus días libres. La moto, el sol y el casco te esperan para disfrutar con seguridad y precaución.