Hoy día 2 de octubre se han dado a conocer los datos del desempleo del mes de septiembre. Históricamente este mes ha sido malo en lo que a cifras de paro se refiere y en todos los medios hablan de la “estacionalidad del empleo” como factor clave en las subidas del mes de septiembre. Pero, ¿es posible evitar estos números o luchamos contra la naturaleza propia del empleo?

Para empezar es fundamental entender que existen trabajos o sectores que se nutren básicamente de contratos temporales. De hecho, la definición exacta de empleo estacional es: Empleo que se realiza sólo en determinadas épocas del año debido a que está asociado con una industria o región donde la demanda de trabajo es mucho más alta en unas temporadas que en otras.

Por lo tanto en un país como España, que vive en gran medida del turismo, es normal que en épocas estivales aumenten la contratación de sectores como la hostelería y la hospedería. Y por lo tanto es normal, que tras el verano, el número de personas desempleadas aumente.

Esta es la “naturaleza propia del empleo” pero, ¿pueden los empleados evitar esta situación? Es verdad que es complicado, pero también es verdad que está en nuestra mano dejar la mejor imagen posible y luchar por que nos mantengan nuestro puesto.

Imagen sarten. La mejor receta

Si trabajamos en la hostelería en la costa por ejemplo, podemos demostrar nuestro interés tratando de mejorar en idiomas o buscando formación extra en cocina o servicio.

Quizás esto no te asegure mantener tu empleo pero, te asegura poder recibir una carta de recomendación para futuros empleos y probablemente la posibilidad de que, en caso de que lo necesiten, cuenten contigo para una futura vacante en el negocio. Además te permite que si este trabajo para ti también es estacional, volver a tenerlo en la siguiente temporada.

Si quieres saber más sobre nosotros, no dudes en visitar nuestra web www.torcal.es