Es muy frecuente que cuando conducimos nos encontramos situaciones adversas que dificultan el manejo de nuestro vehículo y ponen en peligro nuestra seguridad. Una de las más incomodas y frecuentes es conducir con el sol de frente.

Conducir con el sol de frente es un problema que afecta a gran parte de los conductores a diario y representa un riesgo significativo para la circulación. El motivo es simple, la acción del sol en nuestros ojos nos produce deslumbramientos, ceguera y nos dificulta la visualización de señales de tráfico, peatones, otros coches, y otras elementos de la carretera.

gafas de sol

Normalmente para dar solución a este problema, se suele recurrir a parasoles abatibles, bandas adhesivas en el parabrisas u otras alternativas de dudoso resultado, pero sin duda el elemento más utilizado para protegernos del sol, gracias a su efectividad, son las gafas de sol.

¿Cómo tienen que ser mis gafas de sol?

A continuación os damos los puntos claves a tener en cuenta a la hora de elegir nuestras gafas de sol:

Gafas homologadas

La primera recomendación básica es que a la hora de elegir vuestras gafas de sol, es que elijáis siempre un producto que incluya lentes que sean homologadas y que cuenten con protección UV400, cumpliendo con las normas de seguridad de la unión Europea. Este detalle es de vital importancia, ya que de ello va a depender que las gafas de sol que nos pongamos nos dañen o nos protejan la vista.

En definitiva es muy importante elegir un producto que cumpla con todas estas garantías ¡así que desecha tus gafas del todo a 100!

Nivel del filtro solar

La segunda recomendación va dirigida al nivel de oscuridad de nuestras lente. Es muy común cuando hablamos de gafas de sol, oír hablar sobre los diferentes niveles de filtro que existen en el mercado. El nivel del filtro nos va a indicar la cantidad de luz que la lente deja pasar al ojo, en otras palabras, es el nivel de oscuridad de la lente. Los niveles que encontramos son los siguientes:

  • Nivel 0: Nos va a filtrar entre un 80 y 100% de luz. Más bien destinadas a un uso exclusivamente estético.
  • Nivel 1: Nos va a filtrar entre un 43 y 80% de luz. Uso para lugares con baja intensidad lumínica.
  • Nivel 2: Nos va a filtrar entre un 18 y 43% de luz. Uso para lugares con media intensidad lumínica.
  • Nivel 3: Nos va a filtrar entre un 8 y 18% de luz. Uso para lugares con alta intensidad lumínica.
  • Nivel 4: Nos va a filtrar entre un 3 y 8% de luz. Uso para alpinismo y prohibido su uso para conducción.

Hay que aclarar que el nivel del filtro no va a incidir en en el nivel de protección, es decir el filtro nos va a proteger igual ya sea de nivel 0, que de nivel 4. Lo importante en este punto es la sensibilidad a la luz, que nos moleste en menor o mayor grado. En España los filtros más comúnmente utilizados son los 2 y 3.

Mejor las Polarizadas

Nuestra tercera recomendación es que si puedes, elige siempre gafas que sean polarizadas. Las gafas polarizadas tienen una ventaja añadida sobre todo lo anterior. Estas bloquean los molestos reflejos proyectados sobre las superficies que provocan ciertas longitudes de onda, por ejemplo el reflejo del sol en el asfalto. Este efecto nos ofrece la ventaja de una visión más nítida, colores más vivos y una mayor profundidad de campo, disminuyendo enormemente la fatiga visual provocada por dichos reflejos. 

También conviene aclarar que muchas de estas gafas, sean o no polarizadas, cuentan con una capa de antirreflejante en la cara interior, esto no es imprescindible pero si es un valor añadido. Este antirreflejante va a evitar las llamadas “imagenes fantasma” (rayos solares que nos inciden por la parte interior de la gafa) mejorando en gran parte la calidad de la visión.

En definitiva el uso de gafas de sol va a mejorar nuestra comodidad al volante, evitando los reflejos y los deslumbramiento producidos por el sol y reduciendo de esta forma los riesgos que pueden ser producidos al conducir con el sol de frente. Desde Torcal creemos que sin duda armarse de unas buenas gafas polarizadas es una buena opción para hacer nuestra vida un poco más cómoda y segura.