Desde Torcal formación pensamos que es cosa de todos dotar a los alumnos, sobre todo a los más pequeños, de una buena seguridad vial a la hora de ir y regresar de los centros educativos. Llega la vuelta al cole. 

Se acabó el verano y millones de niños comienzan el curso escolar a lo largo y ancho del país. Junto a la vuelta al cole también vuelven los atascos y aglomeraciones en las zonas cercanas a guarderías, colegios, institutos y universidades. Ya sea en bici, coche, moto, autobús o a pie es importante velar por la seguridad de los niños, tanto a la ida como a la vuelta.

Los planes de seguridad vial son una manera muy buena de educar al alumnado para concienciarlos de la importancia de la seguridad, tanto si viajan dentro de un vehículo como si van en bici o andando. Nosotros, que algo sabemos del tema, llevamos años dándole importancia a la educación vial y hacemos periódicamente programas de seguridad vial en colegios, institutos y universidades. 

Sin duda, el trabajo coordinado por parte de policías, ayuntamientos, comunidad escolar y comunidad familiar ayuda a la protección de los menores.

Aunque tener una población bien educada en materia de seguridad vial es una buena práctica, si se siguen ciertas pautas por partes de todos los organismos que intervienen, tanto a la hora de dejar a los menores en los centros como en el momento de recogerlos, la seguridad y facilidad mejorará el día a día de padres, profesores, policías y alumnos.

Desde Torcal queremos dar unos pequeños consejos para mejorar la seguridad vial en las zonas cercanas a los centros: 

  1. Crear espacios de seguridad con señalización clara .Vigilar los accesos al recinto y las zonas de aparcamiento.
  2. Contar con presencia policial que regule el tráfico y haga respetar las señales y zonas de aparcamiento.
  3. Llevar a los niños con tiempo suficiente y nunca esperar o dejar a los niños al otro lado de la calzada del colegio (lo que obligaría al niño a cruzar).
  4. A la hora de la recogida, asegurarse que el niño está correctamente sentado en la silla de seguridad. Por corto y conocido que sea el camino, el niño debe de ir siempre con su silla de retención. El 22% de las muertes en accidentes de tráfico son por no usarla.
  5. Si es posible, hasta los 4 años los menores deberán viajar en sentido contrario a la marcha.
  6. Si vamos a pie, hacer al niño participe del camino y de las partes más inseguras que puede encontrarse. Debemos ser un ejemplo a seguir para los pequeños.
  7. ¡Cuidado a la hora de bajar y subir al autobús escolar! Es el momento más peligroso. Se estima que el 90% de los accidentes se producen en este momento.
  8. Si el niño va en bicicleta. La prenda reflectante será el accesorio perfecto. Además, hay que hacerle saber la importancia de señalizar las maniobras y estar pendiente del resto de usuarios. Lo ideal es que un adulto realice el recorrido antes de que el pequeño utilice la bicicleta de manera autónoma.
  9. Si el niño va en moto, SIEMPRE SIEMPRE con casco. El Reglamento General de Circulación establece dos circunstancias relativas a la edad en la que pueden los niños ir en moto como pasajero:
    • Norma general: el pasajero debe ser mayor de 12 años.
    • Excepción: los mayores de 7 años podrán ser pasajeros en una moto siempre y cuando el conductor de esa motocicleta o  ciclomotor sea su padre, su madre, su tutor.
  10. Si no tienes que recoger a ningún pequeño, evita pasar por delante de los colegios en las horas puntas de entrada y salida de clase.