Conducir en situaciones adversas como lluvia o tormenta puede ser una de la situaciones más difíciles e incomodas a las que se puede enfrentar un conductor. Seas novel o experto, ir al volante de un vehículo mientras llueve implica un mayor riesgo que conducir en condiciones normales. conducir con lluvia

Cuando llueve no siempre tenemos el control total de nuestro vehículo y perdemos parte de nuestra visibilidad. Esta situación puede provocar que cualquier conductor cometa fallos que pueden derivar en algún tipo de accidente, por eso nos gustaría daros unos cuantos consejos, para que cuando conduzcáis con lluvia lo podáis hacer de una forma más segura.

¡Tomad lápiz y papel!

Consejos para conducir con lluvia

  1. La distancia de seguridad. Es quizás el consejo más útil de todos. Conducir con una distancia prudente te ayudará a poder reaccionar a tiempo ante alguna situación de riesgo. En situación de lluvia la opción más prudente es doblar la distancia de seguridad recomendada en situaciones normales, es decir, Si normalmente a 90 km/hora la distancia que hay que dejar es de 81 metros, en condiciones de lluvia, lo ideal es 162 metros.
  2. Reducir la velocidad. Va cogido de la mano del consejo anterior. Es muy importante, ya que a mayor velocidad, mayor es la distancia de frenado que recorre el coche. Además evitaremos el conocido fenómeno del Aqua Planing. El Aqua Planing es un efecto que se produce cuando el neumático de nuestro coche, al pasar por un charco o balsa de agua, pierde el contacto con el asfalto y provoca que el conductor del vehículo pierda el control de la dirección.
  3. Atención con los frenados. Conducir realizando frenazos bruscos puede provocar que nuestro vehículo patine y perdamos el control del mismo. Si queremos evitar un accidente, para frenar debemos intentar reducir la velocidad poco a poco hasta que conseguimos parar al vehículo en su totalidad.
  4. Encender las luces. Normalmente cuando conducimos con lluvia, la visibilidad es mucho menor y hay menos claridad. Encender las luces de cruce o cortas, va a ser siempre una buena opción ya que permitirá que podamos ver y ser vistos más fácilmente.
  5. Controlar nuestro limpiaparabrisas y evitar el vaho. El limpiaparabrisas es un elemento esencial de nuestro coche, ya que es es el encargado de retirar la lluvia de la luna, permitiéndonos ver el exterior. Es muy importante que comprobemos su correcto funcionamiento y que los sustituyamos si detectamos algún problema en él. Por otra parte, es muy importante tratar de evitar el vaho del parabrisas, ya que puede provocar la perdida parcial o total de visibilidad hacia el exterior de nuestro vehículo. Para evitarlo podemos utilizar los diferentes sistema que ponga a disposición nuestro coche con tal propósito.

Recuerda que estos consejos evitan en gran parte los riesgos asociados a conducir con lluvia, no obstante los riesgos nunca son eliminados, por eso desde Torcal Formación recomendamos siempre extremar todo tipo de precauciones y conducir con la mayor prudencia posible.