El casco es el elemento de mayor importancia para el equipamiento de un motorista, ya que nos mantiene nuestra cabeza protegida y de la calidad de éste nuestra seguridad.

Hay muchos tipos de cascos, pero el que elijas asegúrate de que es un modelo homologado para circular en moto, pero aunque esta homologación sólo asegura unos estándares mínimos de seguridad hay muchos otros elementos que determinan la seguridad de un casco, detalles en los que te has de fijarte para no errar en tu elección, elegir bien tu casco de moto, y no optar por un casco poco seguro.

TIPOS DE CASCOS:

Los más seguros son los cascos completamente integrales y los menos seguros los abiertos o tipo jet. Cada tipo de casco está pensado para un determinado uso, pero si aprecias tu cabeza (y tu cara) te recomendamos que siempre optes por un casco integral, ya sea para carretera o ciudad.

Los cascos modulares también ofrecen un alto grado de seguridad pero al estar creado por distintas piezas móviles nunca ofrecerá un nivel de seguridad como el de un integral.

 

MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN:

Huir de los cascos con una calota exterior fabricada en policarbonato o resina termoplástica, son los más barato y los menos fiables, y además se trata de un material que caduca y con el tiempo pierde propiedades.

La fibra de vidreo es también sencilla pero no absorbe mal los golpes. Los de carbono y Kevlar son cascos de muy alta gama dada su resistencia y ligereza.

GROSOR DEL MULLIDO

Además de una calora rígida exterior los cascos cuentan en su interior con una capa de poliestireno expandido para absorber los impactos y no transmitir esas fuerzas a nuestra cabeza. Fíjate en el grosor de esta capa blanca a la hora de escoger un casco. los buenos cascos ofrecen diferentes tamaños de calota para adaptarse mejor a las tallas de la cabeza.

SUPERFICIE LISA

Un buen caso debe estar diseñado para no ofrecer ninguna resistencia si es arrastrado por el suelo para evitar algún enganche en él.

TIPO DE CIERRE DE LA CORREA

Las hay micrométricas pensadas para ser ajustadas rápidamente, pero piensa que un ajuste rápido también puede implicar un desajuste igual de rápido.

Las correderas de cierre con doble hebilla son las más incómodas y lentas de ajustar, pero son también las más seguridad y siempre se ajustan a nuestro cuello.

LA PANTALLA

Un buen casco debe tener una pantalla anti arañazos y resistente a la rotura. Otro elemento importante es su color, no uses pantallas oscuras si circulas de noche y usa un pinlock interior para evitar el empañamiento.

COLOR CASCO LLAMATIVO

Esto nos hará más visible en la carretera. Evita los cascos negros y opta por colores vivos y luminosos.