La noche comienza a caer en tu ciudad. Con ella se abren paso cientos y cientos de brujas, vampiros y hombres lobos, junto a otras siniestras criaturas y algún que otro despistado disfrazado de Bob Esponja…                                                                               conductor novel

¡Sí, así es! ha llegado Halloween, sin duda la noche preferida del blog de Torcal y seguramente la de muchos de nuestros alumnos. Por eso no queríamos dejar escapar la ocasión de lanzar un nuevo y fantasmal artículo de nuestro blog. ¿Terrorífico? Lo intentaremos, al menos poneros un poco la piel de gallina.

En esta ocasión queremos empezar con una enigmática pregunta que ni el mismísimo Iker Jiménez sería capaz de darle respuesta, pero que hoy nosotros, el blog de Torcal vamos a abordar en nuestro particular coche del misterio:

¿Qué es lo que más miedo da a un conductor novel?

Te traemos 5 situaciones dignas de Halloween y que dan mucho miedo. ¿Estáis listos?

Las pendientes pronunciadas.

Es todo un misterio, es pararnos en una pendiente y una extraña fuerza del más allá se alía con la fuerza de la gravedad para hacer que tu coche vaya hacia atrás sin ningún control. Pero ¡tranqui! todo tiene solución, si los vampiros se matan con una ristra de ajos, tu puedes vencer a las cuestas. ¿Cómo? hay un truco muy fácil, echa el freno de mano, mete 1ª y empieza a jugar con el embrague y el acelerador. Cuando notes que el coche quiere salir y no puede, ¡ese es el momento! levanta el freno de mano y habrás vencido a la pendiente.

Cambiar de coche como de calcetines.

Embragues inter-dimensionales, cambios de marchas escalofriantes y volantes malditos. Conducir por primera vez un coche al que no estás habituado para muchos conductores noveles se puede considerar una experiencia digna del más allá. Tranquilo, todos hemos pasado por ello. Te acabas de sacar el carnet y vives literalmente de las limosnas automovilistas de otra gente. ¡Es un reto! ¿Nuestro consejo? intenta conocer a fondo el coche con el que te vas a mover: Ajusta bien tu asiento, comprueba los retrovisores, localiza cambios de luces, calefacción y otros elementos del coche. ¡Ahora sí! Solo te queda empezar a rodar.

The observer.

Una figura oscura, tenebrosa y casi fantasmal. The Observer hará que tu trayecto en coche o maniobra de aparcamiento se convierta en un auténtico descenso a los infiernos. Pero ¿Quién es realmente esta figura y cuando se aparece? ¡Lo reconocerás! Imagina, vas conduciendo y comienzas a sudar a mares, una persona sentada en el asiento del copiloto, no deja de darte directrices de como debes conducir ¡exacto! es The Observer, ese espíritu diabólico encarnado en el cuerpo de tu padre.

Otro ejemplo más, estás en la calle y te dispones a realizar una maniobra de aparcamiento en paralelo. De repente tus maniobras comienzan a llamar la atención de alguien, te sientes observado, giras tu cabeza y ahí está de nuevo The Observer, encarnado en un señor que te clava fijamente la mirada. ¿Nuestro consejo? Ten paciencia. Después de sacarte el carnet de conducir te queda aún mucho por aprender y el miedo escénico lo superarás poco a poco, solo intenta mantener la calma y The Observer desaparecerá para siempre.

¿Móvil sin batería? Adiós al GPS

Es de noche, ha sido un día muy largo y vas conduciendo solo. De repente ocurre un fenómeno espeluznante, tu móvil se queda sin batería y tienes que decir adiós al GPS. ¡Es un problema! no sabes volver a tu casa y los carteles comienzan a ser confusos. Te pones nervioso y pierdes toda noción del tiempo. Acabas de ser victima de un auténtico fenómeno Poltergeist y ¿Qué hacer para volver sano a casa? ¡No te preocupes! En primer lugar no pierdas la calma, tu L de novel es un perfecto amuleto que te protegerá de todo mal. Ahora el plan es bien sencillo, intenta realizar una parada o si conduces por autovía, sal por la primera salida. Una vez lo hayas hecho lo siguiente será preguntar a alguien el camino de regreso a casa, ¡No te compliques la vida! la gente suele ser muy amable y seguro que te sacan de este apuro.

Rayar el coche aparcando.

¡Quizás sea lo más terrorífico que te va a pasar en la vida! Una noche vuelves a casa después de salir con tus colegas, te propones aparcar y de repente un sonido estridente aparece desde el exterior del coche de tus padre. Paras y analizas la situación, ¿Qué ha podido pasar? ¡En efecto! algún conjuro maldito ha movido la columna del parking para dejar un perfecto rayón en la parte trasera del nuevo Renault de tu padre. ¡Qué no cunda el pánico! antes de nada intenta valorar la situación, baja de tu coche, observa donde ha estado tu error y inténtalo las veces que hagan falta, eso sí esta vez hazlo poco a poco y con mucha atención, con suerte el seguro del coche de tus padres estará a todo riesgo, buena suerte…

Estas son algunas de las situaciones más terroríficas a las que un conductor novel se tiene que enfrentar, pero no las únicas. Eso sí, una cosa nos queda clara: Ser conductor novel, nunca fue fácil. Solo recuerda que todavía te queda mucho por aprender y que solo estás acumulando experiencia.

¡Qué miedo que hemos pasado con este artículo! Si hemos provocado en ti un ataque agudo de amaxofobia, no olvides que Torcal tiene solución también para esto. ¿Y tú? ¿Se te ocurre otra situación de autentico terror para un novel? Si así es, no olvides dejárnoslo en los comentarios. ¡Feliz Halloween a todos!

Foto de Halloween creado por freepik – www.freepik.esHalloween photo created by freepik – www.freepik.com