Si en invierno nos encontramos con el problema de tener que conducir frecuentemente de noche, en verano tenemos el problema contrario. Conducir con el sol de frente tiene grandes riesgos y los factores principales son el deslumbramiento y la fatiga visual producidos por un exceso de luminosidad. Esto implica un riesgo real para el conductor.

Según estadísticas de la DGT, estos son los datos de accidentes con víctimas según la luminosidad.

Accidentes con victimas según la luz

Como se observa en el gráfico, en España se producen un 6% de accidentes en la salida y puesta de sol.

Gráfica que analiza los tipo de colisiones que se producen en la salida y puesta de sol

Colisiones en salida y puesta de sol

De este porcentaje de accidentes, el 20%  son producidos por choques frontales con otros vehículos en carreteras de doble sentido. En autovías son comunes los alcances por detrás debido a la mala visibilidad que tienen los conductores en las horas de salida y puesta del sol. También es considerable el número de siniestros por salidas de la calzada, un 16%, debido a la desorientación que producen los deslumbramientos. En ciudad es importante el peligro de atropello de peatones, un 2% del total, de nuevo por la falta de visibilidad de los conductores.

Después de observar estos datos desde Torcal Formación queremos darte algunos consejos realmente útiles a la hora de conducir con la luz de frente.

  1. Las gafas de sol: El elemento por excelencia para evitar los deslumbramientos. Muchos lo desconocen (el 20 % de los conductores nunca usa gafas de sol) y piensan que empeora la visibilidad. Siempre y cuando las gafas sean homologadas y con cristales polarizados son el mejor elemento para evitar los destellos del sol y la fatiga visual.
  2. Reducir la velocidad y evitar los frenazos bruscos: Son muy habituales en situación de deslumbramiento. Lo más recomendable es disminuir la marcha y mantener la trayectoria del vehículo.
  3. Parar si el sol está totalmente de frente y no se puede evitar un continuo deslumbramiento:  Esperar 10 minutos hasta que el sol cambie de dirección.
  4. Luces cortas: Si vas en sentido contrario al sol, utilizarlas servirá de referencia a los conductores que tengan el sol de frente.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda y los lleves a cabo. Mejorarás tu seguridad vial y podrás seguir disfrutando del verano y del sol sin ningún percance.

Acude a las estadísticas de la DGT para más información: http://www.dgt.es/es/seguridad-vial/estadisticas-e-indicadores/accidentes-30dias/tablas-estadisticas/