Todos alguna vez hemos tenido pequeños incidentes con columnas “inapropiadas” y coches “aparcados a su manera”. Y todos, nos hemos acordado del amigo del taller que nos va a arreglar esos pequeños arañazos.  Pero lo que quizás algunos no sabéis, es que existen soluciones caseras para arreglar o disimular estos arañazos.

1. Pintura con pincel: esta técnica parecida a lo que sería un pintauñas es idónea para pequeños arañazos. Es fundamental que estos no sean muy profundos y que la zona este perfectamente limpia.

Para que el efecto sea perfecto, puedes comprar un bote de pintura y otro de barniz.Una vez tengas los productos, agita la pintura, coge el pincel, y pinta poco a poco con la mayor delicadeza posible. Si lo necesitas, repite la acción hasta que quede a tu gusto.

Por último espera al menos 15 minutos para pasar al barniz.

Pintura para coches

2. Lápiz repara arañazos (de pintura o de resina): son idóneos para pequeños arañazos, y aunque ambos son igual de útiles, el de resina es más funcional ya que se adapta a cualquier pintura, y te servirá para cualquier coche que tengas en casa.

Al igual que en el caso previo, es importante tener la zona perfectamente limpia, seca y al ser posible algo pulida.

Ahora, agita el boli y aprieta hasta que la punta del bolígrafo se llene de la resina reparadora y aplica en las zonas estropeadas.  Si ves que sobra producto, retíralo con un pañuelo de forma suave.

Déjalo secar al sol durante 4 horas y repite la operación tantas veces como sea necesario.

3. Por último, si te ves capacitado, y tu arañazo es algo más grande de la cuenta, puedes usar un kit de reparaciones para tu coche. Es algo más complicado, pero al igual que en los otros casos debes primero limpiar bien la zona y delimitarla con cinta. Una vez delimitada, aplicas la pintura y cuando este seca, la laca. Una vez seca la zona, puedes pulimentar a mano con un paño de microfibras.

Como ves existen muchas maneras de arreglar los pequeños arañazos de tu coche, aún así, si el arañazo es algo más profundo de la cuenta, lo mejor es que acudas a tu taller de confianza y te reparen la chapa para evitar males mayores el día de mañana.

Si quieres saber más sobre nosotros, no dudes en visitar nuestra web www.torcal.es